Remedios caseros para la amigdalitis aguda, crónica

En esta nota te describimos los mejores tratamientos caseros y consejos para aliviar los síntomas de las amígdalas inflamadas. Toma nota.

Generalmente, deberás tomar contantemente líquidos calientes y patillas medicadas para la garganta. Así mismo, deberás evitar alimentos duros, evitar forzar la voz, descansar lo suficiente y aplicar aerosoles y gárgaras para la garganta.

Remedios caseros para la amigdalitis

  • Gárgaras de agua con sal
  • Té caliente con miel pura
  • Paletas y cubo de hielo
  • Humidificaciones

Amígdalas inflamadas tratamiento

El tratamiento para la amigdalitis aguda involucra el uso organizado de analgésicos, lo que reduce el dolor y mejora la fiebre a causa de la infección.

Otro recurso para brindar confort al paciente es con medicamentos especiales para tratar la disfagia, los cuales permiten tragar alimentos sólidos y líquidos con mayor facilidad durante el tiempo que la amigdalitis esté presente.

Luego, cuando la persona ya se encuentra mejor, se suelen aplicar antibióticos y antinflamatorios, los cuales empiezan a tratar directamente los tejidos afectados.

Este tratamiento con medicamentos va acompañado con un consumo elevado de líquidos, como agua y zumos de fruta, especialmente aquellas con una alta concentración de vitamina C.

En casos extremos, cuando las infecciones amigdalares sean recurrentes a pesar de los tratamientos antibióticos, o hayan causado un flemón o absceso amigdalar, hay que recomendar su resección quirúrgica.

Subir