¿Qué hacer cuando se cae un bebé?

Si eres padre primerizo de seguro haz experimentado cuando se cae un bebé, no importa lo cuidadoso y delicado que seas, las casualidades y accidentes pasan en el momento menos pensado. En estos momentos es muy seguro que te sientas como el peor padre; pero mientras la caída no sea de gravedad no hay de que preocuparse.

La caída de un bebé puede darse desde la cama, la cuna, el sofá, cuando están gateando e incluso cuando están en sus primeros pasos. Si tu bebé sufre una de estas caídas no entres en pánico, solo debes tener mayor cuidado para la próxima.

¿Qué le puede pasar a mi bebé en una caída?

Uno de los síntomas más comunes después de la caída de un bebé es la hinchazón, pues su piel delicada suele hincharse muy rápido. Hay que prestar atención y especial cuidado cuando este se vuelve un hematoma de tamaño considerable.

Si después de la caída de tu bebé este presenta síntomas como perdida de conocimiento, ojos en blanco, mareos y vómitos debes acudir al centro de emergencia más cercano, pues esto presenta un problema mayor que debe ser atendido por un especialista.

Otros de los síntomas a tener cuidado es el llanto prolongado, algunos bebés pueden mantener el llanto por más de una hora; también debes prestar atención si el bebé llora cuando hay algún contacto con la zona afectada, pues es una señal muy clara que el dolor es intenso y debe ser evaluado por un médico.

¿Qué hacer cuando un bebé se cae?

Si tu bebé se cae y no presenta algún síntoma grave, como sangrado abundante o lesión visible, debes mantener la calma y tranquilizar a tu bebé. Esto con la finalidad de revisar su cuerpo con calma y ver que haya alguna lesión considerable. Debemos resaltar que una pequeña hinchazón o raspón no es para alertarse.

Subir