Salud

Placas en la garganta sin fiebre: síntomas y cómo tratarlas

Las placas en la garganta suelen ser molestas y dolorosas cuando comes alimentos ácidos, pasas comida o hablas mucho.

Para tratar las placas en la garganta y darles un buen diagnóstico lo primero que debes hacer es asistir a un médico para que te recomiende el tratamiento adecuado para este problema.

Su causa puede ser desde algo muy simple como una lesión por contacto de sustancias químicas, hasta otras más graves como cuando se relacionan con una faringitis o el sistema gastrointestinal.

¡Sigue leyendo para conocer algunos síntomas y maneras de tratar de forma casera estas afecciones! Recuerda que ir al médico es un paso que no te puedes saltar.

¿Qué otros síntomas pueden acompañar a las placas en la garganta?

Los síntomas más comunes que acompañan a las placas en la garganta están, en su mayoría, relacionados a las vías respiratorias y son: la tos, moco transparente, amarillo, marrón claro o verde (recuerda que dependiendo del color existe infección y tendrás que ver a tu médico), dificultad de respirar, dolor de garganta o garganta seca, tener ronquera y pus en las amígdalas.

Así mismo, esta afección puede ir acompañada con malestar general como el dolor de cuerpo e incluso el cuadro llega a presentar fiebre o presión arterial baja.

Para tratarlas deberás ir al doctor, pero también tendrás que tener una buena hidratación, tomar constantemente agua, tratar de reposar y estar tranquilo para que tu cuerpo no se canse más de lo que está y alimentarte bien.

Enfermedades mucho más graves

Las placas en la garganta necesitarán atención médica de emergencia si es que el afectado llega a tener asfixia, perdida del conocimiento, desmayos, dificultad grave para respirar, labios pálidos o azulados, fiebre alta y taquicardia.

También puede ser causa de una faringitis estreptocócica bacteriana, una enfermedad contagiosa y asintomática en algunos casos.

Es posible que no presente fiebre y que sus síntomas sean dolor de garganta, ganglios inflamados, manchas rojas en el paladar, etc. Ante esto, es necesario que visites al médico para que te recete todo lo que necesitas para mejorarte.

Nuevas Noticias relacionadas

Subir