Alimentos ricos en vitamina D: importancia para el organismo

Es sabido que la vitamina D la produce el organismo y que escasamente o en bajas cantidades se encuentran en los alimentos.

Aun así, la vitamina D es un nutriente necesario para el ser humano ya que ayuda a absorber el calcio y a mantener los huesos fuertes, de esta manera se ayuda a prevenir la osteoporosis aparte de ser necesario para los músculos y como transmisor de mensajes entre los nervios y el cerebro.

Es así que la mejor manera de producir vitamina D es con la exposición a la radiación solar en intervalos de 15 a 20 minutos diarios ya que este representa el 85% para su producción encontrando los otros 15% en los alimentos.

Sin embargo, se debe tener cuidado cuando se tiene exposición solar puesto que tiempos prolongados o intensos afectarían a la piel indicándose el uso de bloqueador solar cuando se vaya a pasar largos periodos expuestos al sol.

Otro aspecto a resaltar es que la vitamina D es un potente estimulador inmunitario contribuyendo a prevenir ciertos tipos de cáncer, trastornos hereditarios, osteomalacia, psoriasis, raquitismo, esclerosis múltiple y ayudando a tener una buena salud cognitiva.

Asimismo, una dosis elevada de vitamina D resulta muy perjudicial para el ser humano teniendo afecciones como:

  • Alteraciones renales
  • Pérdida de peso
  • Problemas cardiacos
  • Debilidad
  • Confusión
  • Desorientación
  • Falta de apetito

Los alimentos en los que podemos encontrar la vitamina D son los siguientes:

  • Pescados grasos frescos y en conserva como el salmón, atún, sardinas y caballa
  • Hígado vacuno
  • Yema de huevo
  • Quesos
  • Hongos
  • Leche enriquecida
  • Cereales fortificados
  • Bebidas vegetales como soya, avena, etc.
  • Crustáceos y moluscos

Como vemos los alimentos que nos aportan vitamina D los encontramos en una dieta diaria, aunque no son muy significativos sus valores podrían ayudar como complemento para tener una calidad de vida sana y saludable.

Subir