Salud

Alimentos prohibidos para un hipertenso

Un hipertenso debe seguir una dieta imprescindible, ya que existen alimentos que le quedan totalmente prohibidos de consumir. Como sabemos, la hipertensión es el aumento continuo de la presión sanguínea en las arterias.

Alimentos prohibidos para un hipertenso

Según la Organización Mundial de la salud (OMS), uno de cada cinco adultos padece hipertensión. Esta patología provoca complicaciones que causan 9,4 millones de muertes en todo el mundo. Por ello, todo hipertenso debe mantener un control en su dieta. Este sería el primer paso para controlar esta enfermedad.

¿Cómo debe ser una dieta para hipertensos?

La dieta de un hipertenso debe ser una dieta equilibrada, aprovechando la gran variedad de alimentos disponibles en la dieta mediterránea. Así que podrás preparar un menú variado, apetecible y saludable.

La mejor en dieta para los hipertensos siempre son alimentos frescos y de temporada. Es importante que siempre que pueda coa en casa, así podrá elaborar su propia comida y asegurarse de que los alimentos son los adecuados para tu dieta.

La dieta para hipertensos tiene que ser rica en frutas y verduras. Así como también en legumbres, pescado, aceite y alimentos que contengan poca grasa. Es necesario comer 5 veces al día, pero en cantidades más pequeñas, esto te ayudará a controlar el apetito, a acelerar el metabolismo y además, te beneficia las digestiones.

Alimentos prohibidos en una dieta para hipertensos

Sal

La sal es un condimento que provoca que el cuerpo retenga líquidos, por lo tanto, esto aumenta la presión sanguínea. Debes evitar en lo mayor posible el consumo de la sal en tus comidas y si lo haces que sea lo mínimo.

Alcohol

Aunque algunas bebidas alcohólicas como el vino tienen antocianinas en su composición que resultan ser beneficiosas para la salud. Sin embargo, el alcohol eleva la tensión. Por lo tanto, en el caso del vino, una copa al día es la cantidad establecida por los expertos.

Dulces y ultraprocesados

El azúcar en exceso es dañino, por lo que puede derivar en diabetes y obesidad, dos enfermedades que están relacionadas con una elevada presión arterial.

Carnes rojas

La grasa saturada incrementa la presión arterial. Por ello, es importante evitar las carnes rojas en la dieta.

Lácteos enteros

La leche, los yogures y los quesos, si bien son una buena fuente de minerales como el calcio y magnesio, también contienen grasa saturada y sal, estos componentes incrementan la presión. Puedes reemplazarlos por lácteos desnatados.

Nuevas Noticias relacionadas

Subir