Perú

¿Un agente de transito puede hacer una persecución en Perú?

Las percusiones en las vías de tránsito pueden ser ejecutadas cuando el conductor fuga de la intervención policial. Conoce más sobre quiénes y cómo se llevan a cabo las persecuciones policiales en Perú.

Las percusiones en las vías de tránsito pueden ser ejecutadas cuando el conductor fuga de la intervención policial. Conoce más sobre quiénes y cómo se llevan a cabo las persecuciones policiales en Perú.
Redacción El Paisano Redacción El Paisano

Los agentes de tránsito están autorizados para pedir a los conductores los documentos que permitan determinar que el vehículo cumple con los requisitos de ley y no está incurriendo en un delito.  

Cuando el conductor se resiste a presentar la documentación solicitada y decide huir de la intervención, los agentes policiales designados al área de tránsito pueden emprender una persecución policial, en cuyo caso el conductor habrá incurrido en el delito de resistencia a la autoridad. 

De capturarse el conductor, este será llevado a la dependencia policial más cercana para elaborar el parte policial donde se detallará el hecho sucedido. Una vez terminado el documento se enviará a la fiscalía para que tomes las acciones legales del caso. 

En algunos casos la fiscalía puede acusar al conductor y elevar una orden de detención bajo la acusación de haber incurrido en un delito de flagrancia.

Si la persecución policial incurre en agravantes, como atropellar al agente, civiles o generar un accidente de tránsito estos serán considerados en la acusación policial. 

Los agentes de tránsito son los encargados de garantizar la seguridad en las vías de tránsito y por ende poseen la potestad para requerir: el DNI,  la tarjeta de propiedad, la licencia de conducir, la revisión técnica del vehículo, el SOAT y, en el caso de tener lunas polarizadas, el permiso respectivo. 

Si el efectivo sospecha que el conductor está incurriendo en algún delito, como manejar por encima de los niveles de alcohol permitidos, puede someterlo a un test de dosaje etílico. Durante la intervención es común que el efectivo policial pida al conductor mantener las manos sobre el volante, donde las pueda ver, con el fin de evitar fugas o acciones violentas. 

Negarse, lanzar improperios, agredir físicamente o incluso tocar al afectivo puede ser considerado resistencia a la autoridad. Se debe recordar que los agentes de tránsito son autoridades y como tales imponen autoridad frente a los civiles, la cual debe ser acatada dentro de los protocolos establecidos, sin imponer abuso o violar los derechos del intervenido. 

Si quieres conocer otras noticias parecidas a ¿Un agente de transito puede hacer una persecución en Perú? puedes visitar la categoría Perú y diario El Paisano.