¿Cómo criar una planta carnívora?

Si has considerado tener una planta carnívora, es bueno que sepas que este tipo de plantas son más inofensivas de lo que crees. Además, no huelen mal, no tienen dientes filudos y no van a causarte daños.

Por lo general, todas las plantas nos ayudan a tener un aire más limpio, nos vuelven responsables y también generan un ambiente más alegre. Si eres de las personas que les gusta la naturaleza y has pensado tener una planta carnívora, a continuación, te presentamos los cuidados básicos.

Cuidados básicos para criar una planta carnívora

  • Debes regar tu planta carnívora cada 3 a 5 días con agua destilada o mineral, y no dejar que el musgo se seque.
  • La manera correcta de hacerlo es colocando agua en un recipiente y encima la maceta como si fuera baño María.
  • El sustrato que necesitan es el mismo que utilizan las orquídeas así que, cuando la planta crezca solo deberás trasplantarla utilizando esa tierra.
  • Asimismo, deberás ponerla cerca al sol y alejarla cuando haga mucho frio. La humedad no les afecta, pero los climas extremos pueden hacerle daño.

¿De qué se alimentan las plantas carnívoras?

A diferencia de las plantas comunes, las plantas carnívoras comen insectos como su plato preferido. Por ejemplo, la planta Venus “Atrapamoscas” emite un olor imperceptible para nosotros, pero sí para los insectos.

Las plantas carnívoras suelen atrapar sus presas cuando esta toca los 3 tricomas sensitivos, que son como pelitos dentro de la boca de la planta, es ahí cuando esta se cierra atrapando al insecto. Pero, te recordamos que el apretón es bastante débil que no podrá causarte daños.

¿Qué hacer luego que mi planta carnívora atrapó un insecto?

Luego que tu planta carnívora haya comido 2 o 3 veces, su boquita se volverá de color negra y debes retirarla. Como esta pertenece a la misma raíz volverá a nacer una nueva, así que puedes dejar la boquita negra en el mismo musgo para que sea absorbida.

El tiempo de vida de las plantas carnívoras es de 3 a 4 años. Si te preguntas si es peligroso tener niños y este tipo de plantas en casa, descuida, no les causarán daño ni morderán. Al contrario, podría ser el inicio de su primera responsabilidad; por que al igual que todo ser vivo necesita de cuidados y mucho amor.

Recomendaciones:

  • Regarla con agua mineral o destilada.
  • Estar atento a que el musgo no se seque.
  • Poner la planta en un lugar cerca a la ventana.
  • Alimentación: una mosquita semanal.
  • Evitar jugar con las boquitas de las plantas.

 

Subir