¿Cómo cortar las uñas o zarpas de los gatos?

Si alguna vez has tenido o tienes un gato, sabes que son animales independientes, con gran personalidad y con bastantes características únicas y particulares.

Los gatos son mascotas con rasgos peculiares, entres dichos rasgos, se encuentran sus patas, al ser felinos poseen unas garras o uñas retráctiles, muchas veces cuando jugamos con ellos las esconden para no lastimarnos, y cuando quieren trepar la cortina, el mueble o defenderse vuelven a sacar sus garras con facilidad. Cuando los gatos son jóvenes, ellos mismos pueden limar con facilidad sus patas, pero a medida que van creciendo, estas acciones se les van complicando ¡toma nota y entérate de estos consejos para cortarle la garra a tu felino de la manera correcta!

Consejos para recortar las uñas de tu gato

  • Asegúrate de que tu gatito y tú estén relajados y calmados. Recuerda que los gatos pueden percibir algunas emociones.
  • Colócate atrás del gato o envuélvelo suave y delicadamente con una mantita dejando una patita afuera.
  • Es hora de empezar a cortarle las uñas, toma uno de sus patitas y aprieta delicadamente cada dedo para que pueda liberar su garra.
  • En este momento, debes examinar su garra de manera cuidadosa ya que un mal corte podría provocarle una profunda y dolorosa herida a tu gatito.
  • Ahora corta delicadamente la punta de la garra, solo la parte transparente, recuerda que si cortas de más estarás provocándoles mucho dolor.
  • Atención: si tu gato se incomoda o se pone ansioso ¡no te preocupes! Déjalo tranquilo y después vuelve a intentarlo.

Datos fascinantes sobre las zarpas o uñas de los gatos

Los gatos utilizan sus garras retráctiles para atrapar y cazar presas, trepar, jugar, defender, “investigar” objetos desconocidos, etc.

Las garras retráctiles no regresan dentro de la piel del felino como Wolverine, si prestas mucha atención podrás ver sus uñitas sobresaliendo por su pelaje

Al igual que nuestras uñas, las garras de los gatos nunca dejan de crecer, por eso es necesario cortárselas cuando ellos no puedan limárselas por sí mismos. 

Subir