Mascotas

¿Qué alimentos comen los burros?

Si eres dueño de un burro, deberás saber que estos animales son, al contrario de lo que se cree, muy inteligentes y dóciles. Además, realizan trabajos pesados de manera incansable, y son capaces de vivir con muy poco. Sin embargo, para realizar esos esfuerzos es importante que esté bien alimentado. Para ello, te contaremos más adelante qué alimentos comen los burros.

Si nos remontamos a tiempos pasados, los burros fueron domesticados por el hombre a principios del 5 milenio antes de Cristo. Desde entonces hasta nuestros días se han utilizado a los burros como animal de trabajo, de transporte, de protección y también, como mascotas.

Existen burros de diferentes tamaños y colores según la raza que sea. Los burros más comunes que hay son los de diferentes tonos de gris y en pequeña escala, otras variaciones de negro, algunos tonos pardos y los de color blanco.

¿Qué alimentos comen los burros?

Los burros son animales herbívoros estrictos, esto quiere decir que su dieta es completamente de origen vegetal. Asimismo, sus fuentes de alimento deben ser bajas en azúcar y muy altas en fibra para proteger su salud.

Estos animales, al estar diseñados para zonas desérticas, su alimento debe ser muy rico en fibra y escaso en cantidad, ya que un exceso de pasto puede provocar obesidad en tu burro.

Los burros no ingieren mucha cantidad de alimento, pero eso sí, comen varias veces al día. Se alimentan de paja, pasto y heno. Las burras embarazadas mejorarán su salud al comer alfalfa.

Una prueba de que los burros pueden comer en muy poca cantidad, son los premios que se les dan como: zanahoria, manzana, plátano y hojas de menta.

En su hábitat natural, los burros suelen buscar y comer plantas ricas en fibra en pequeñas cantidades a lo largo de todo el día. En primavera, además de la hierba, siempre tienen acceso a cebada para asegurar que comen suficiente fibra.

En invierno, permanecen en grandes y ventilados establos con patios asfaltados, por ello no logran tener acceso a los pastos. Sin embargo, en su lugar tienen libre acceso a cebada y se les da cantidades controladas de heno o forraje, dependiendo de la condición física.

En el caso de los burros viejos o enfermos pueden necesitar comida extra que sea rica en fibra y algunos suplementos de determinadas circunstancias. Si tus burros tienen acceso a los pastos durante todo el año, necesitarás muy poco heno, incluso en los meses de invierno.

Cabe indicar que es importante controlar la cantidad de hierba y heno que comen cada día para mantenerlos en buen estado físico.

Qué alimentos no deben consumir los burros

Los burros no deben comer cereales como avena, cebada, trigo y maíz pues son altos en almidón y azúcares

Nuevas Noticias relacionadas

Subir