¿Por qué le dicen "Chibolín" al conductor Andrés Hurtado?

El apodo de Andrés Hurtado “Chibolín” fue otorgado por una propietaria de un circo cuando él era apenas un niño.

¿Por qué le dicen "Chibolín" al conductor Andrés Hurtado?

La farándula peruana cuenta con divertidos personajes que al pasar del tiempo se han posicionado en la mente del televidente. Uno de ellos es Andrés Hurtado, más conocido por su popular alias “Chibolín”.

Andrés Hurtado “Chibolín” ha sido parte de innumerables shows y controversias a nivel nacional, generando el amor y odio de millones de televidentes. Sin embargo, muy poco se sabe de su vida privada, y más del origen de su popular apodo.

El origen del apodo de Andrés Hurtado “Chibolín” radica desde cuando él era un niño de apenas 13 años. Para nadie es un secreto que Hurtado quiso ser sacerdote cuando era muy pequeño, ya lo ha mencionado en más de una entrevista, pero la vida se encargó de ponerlo en un lugar distinto: la televisión.

Andrés Avelino Hurtado Grados tenía el sueño de ser un cura, y lo siguió durante varios años. En un inicio trabajó como monaguillo en el colegio parroquial donde estudiaba y mantuvo su fe intacta para con Dios. No obstante, la economía de su familia iba mal.

Hurtado Grados decidió buscar un sustento económico para su familia y empezó a trabajar para el grupo “El Principito”, circo de Bertha León.

Desde allí, su vida cambió. La perspectiva de vida de Andrés Hurtado se centró más en los shows y la diversión, y fue la dueña del circo “Bertha León” quien lo bautizó como “Chibolín”, apodo que años después sigue usando como identidad propia.

Subir