Isis y Osiris: la historia de los dioses egipcios y sus hijos

Dentro de su cultura encontramos diferentes dioses y mitos que rodean esta enigmática civilización.

Es por ello que hoy te contaremos sobre la historia de la madre de Isis y Osiris, y te explicaremos un poco más del árbol genealógico de los dioses más temidos y reconocidos.

Geb, el dios de la tierra y Nub, la diosa del cielo, tuvieron cuatro hijos: Isis, Osiris y los gemelos Seth y Neftis. Los primeros, Isis y Osiris se casaron y ambos reinaron en el Antiguo Egipto.

Isis era una maga poderosa, se le relaciona con la música, la pintura, la danza y el arte de tejer, por otro lado, Osiris, era dios de la fertilidad, la agricultura, la otra vida, la muerte, la resurrección y la vida, se le relaciona con la arquitectura, la escritura, la astronomía y la agricultura.

Ambos reinaban felices en un gobierno prospero para Egipto hasta que un día Osiris confundió a Isis, su esposa, con Neftis, la esposa de su hermano que a la vez era su hermana. Ambos intimaron y de esta relación nació Anubis, un conocido dios del reino de los muertos.

Debido a esta traición, Seth, su hermano, juró vengarse y en secreto mando a hacer un sarcófago del tamaño de Osiris.

Tras esto, organizó una fiesta y en medio de la velada, expuso el sarcófago y les indico que el dueño sería quien encajará dentro. Los invitaros empezaron a probar si cabían, pero ninguno tuvo suerte, hasta que entró Osiris y le calzó a la perfección.

Antes de que el dios pudiera salir de la trampa preparada por Seth, sus sirvientes cerraron el sarcófago y lo dejaron ahí dentro.

Después de esto, Isis pensó que su esposo había huido o estaba perdido, por lo que partió en un viajo alrededor del mundo hasta que lo encontró en la costa de Siria, su sarcófago estaba dentro de una columna, Isis se escondió dentro de Osiris y en ese proceso engendró a Horus.

Este nuevo dios juro venganza por el asesinato de su padre. Emprendió una batalla con su tío y salió victorioso, tras esto resucitó a su padre Osiris y este obtuvo la vida eterna.

Subir