Cómo aprender Wing Chun: principios marciales

El Wing Chung busca como enseñanza la defensa personal. Su primera discípula en ese entonces una monja ShaoLin conocida como Ng Mui, enseñó, practicó y entrenó este arte marcial con una joven doncella Wing Chun para que esta se defendiera de un pretendiente que siempre abusaba de ella.

El Wing Chun es un tipo de kung-fu, con principios fundamentales.
Como línea de entendimiento el Wing Chun es un arte marcial que fue creado por una mujer (es una leyenda).

En el arte del Wing Chun se utiliza la estructura del cuerpo, mas no el uso de la fuerza y relajación para generar poder.

Esto se da gracias al trabajo conjunto de la estructura corporal, propiocepción y articulaciones.
Como en toda arte marcial, para aprender se necesita trabajar duro y tener un buen maestro, no existe otro secreto.

Un buen maestro, es alguien que para permitir que tu desarrollo crezca, te acompañará en tu viaje y te enseñará todo lo que necesitas.

Los Principios Marciales del Wing Chun

El Wing Chun desarrolla los ataques que van en línea recta con el fin de no perder tiempo y garantizar la energía.

El cuerpo tiene que mantener la firmeza, ser flexible y tener un buen equilibrio, para retornar a la posición rápidamente y atacar desde cualquier ángulo.

Su posición es elevada, con las rodillas remetidas al interior y los codos cerca del cuerpo. Además, existen también muchos movimientos circulares, pero debemos tener en cuenta que estos son cortos y fluidos.

El uso de las rodillas en el Wing Chun, codos o ataques con la punta de los dedos.

La distancia es media y corta ya que esto nos va a permitir dar un golpe más certero. Para el uso de las piernas, algunas patadas se lanzan desde mayores distancias y se han evolucionado las técnicas de algunos sistemas para incluir distancias incluso de suelo.

Subir